Monthly Archives: junio 2012

Crea en su corazón que Dios levantó a Jesús de los muertos

No está aquí, ha resucitado. Recordad cómo os habló cuando estaba todavía en Galilea, diciendo: Es necesario que el Hijo del hombre sea entregado en manos de los pecadores y sea crucificado, pero al tercer día resucitará.” Lc 24:6-7

Romanos 9:30–10:10

¿Qué, pues, diremos? Que los gentiles, que no iban tras la justicia, han alcanzado la justicia, es decir, la justicia que es por fe; mas Israel, que iba tras una ley de justicia, no la alcanzó. ¿Por qué? Porque iban tras ella no por fe, sino como por obras de la ley, pues tropezaron en la piedra de tropiezo, como está escrito: He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca de caída; Y el que creyere en él, no será avergonzado. Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y mi oración a Dios por Israel, es para salvación. Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia. Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios; porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. Porque de la justicia que es por la ley Moisés escribe así: El hombre que haga estas cosas, vivirá por ellas. Pero la justicia que es por la fe dice así: No digas en tu corazón: ¿Quién subirá al cielo? (esto es, para traer abajo a Cristo); o, ¿quién descenderá al abismo? (esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos). Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Esta es la palabra de fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

Uno de mis objetivos en esta mañana, es aclarar tanto como me sea posible, a que se refiere el apóstol Pablo Read the rest of this entry

Fe es Ver, Soltar y Actuar Sistemáticamente

La mujer que fue sanada de flujo de sangre; primero se vio tocando el manto, luego declaró y después tomó el milagro. Abraham a los noventa y nueve años se vio como papá y tuvo un hijo, no miraba su cuerpo muerto, caído literalmente, sino que se veía fuerte y vivió hasta los cientos setenta y cinco años porque se vio joven. Tenés que verte joven y vigoroso. Read the rest of this entry

Agradece a Dios por lo bueno y desecha la amargura por lo malo


Dale gracias al Señor por lo que tienes y deja la amargura por lo que has perdido. Imita sólo lo bueno que recibiste de tu familia para construir un hogar lleno de bendición.

Hace poco, mi esposa y yo nos preparábamos para ministrar a nuestra familia y el Señor me mostró lo importante que es el patrón de crianza que los padres asumimos con nuestros hijos. Especialmente en lo que se refiere al manejo de la amargura. Read the rest of this entry

NO IMPORTA LO QUE TENGA QUE ESPERAR


“Quédate quieto en la presencia del Señor, y espera con paciencia a que él actúe. No te inquietes por la gente mala que prospera, ni te preocupes por sus perversas maquinaciones”.

Salmos 37:7 (Nueva Traducción Viviente)

Muchos de nosotros nos es difícil digerir la palabra: “Esperar” y es que dicha palabra no lleva un tiempo límite o una fecha de vencimiento, el esperar puede tardar horas, días, meses y hasta muchos años.

De las tres respuestas que Dios nos puede dar: “Si”, “No” o “Espera”, creo que esta última es la más difícil de asimilar, porque está ligada a un periodo de tiempo en donde pareciera que Dios calla o que Dios se ha olivado de responder, pero la realidad es que estas en el tiempo de esperar pacientemente.

El libro de los Salmos está lleno de un énfasis especial hacia esta palabra, salmistas la utilizan frecuentemente y es que el término “ESPERAR” está ligado a la vida cristiana, es parte de nuestra cultura cristiana y de lo que Dios quiere que aprendamos. De hecho la etapa de esperar es una etapa muy bonita en donde nos ayuda a sumergirnos más en la presencia de Dios, a buscarlo más, a depender más de Él y a conocerlo cada día más y mejor. Read the rest of this entry

CUANDO PEDIMOS A DIOS SU OPINIÓN

Marcos 8:36 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?

Desde pequeños nos han enseñado a esforzarnos y a ser disciplinados, a tener buenos empleos, a comprar coches y casas, nuestro objetivo es tener una mejor vida que la que nuestros Padres tuvieron y a no pasar por los problemas que ellos tuvieron y ellos pasaron y poco a poco, sin darnos cuenta, nos vamos enrolando en una vida muy diferente a la que nos imaginábamos que íbamos a tener cuando éramos chicos. Read the rest of this entry

Evangelicemos ¿Quién irá por nosotros?

¿Cómo podremos recuperar la pasión evangelizadora que debería caracterizar a cada discípulo de Cristo?, volviéndonos a él. Compartamos con él nuestra preocupación porque ya no nos conmueve el tormento que sufren los que están sin esperanza. Confesemos ante él nuestra indiferencia…
¿Quién irá por nosotros? Read the rest of this entry

¡NO TEMAS!… DIOS DARA LA ORDEN

No vas a conocer la derrota, ni la frustración, porque la Palabra que Dios ha pronunciado sobre ti, la va a cumplir aun en contra todo pronóstico desfavorable.

———————–.
¡Créelo ahora mismo! Read the rest of this entry

Y CUANDO ANDABAN NO SE VOLVÍAN…

 “Y cada uno caminaba derecho hacia adelante; hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; y cuando andaban, no se volvían”. (Ezequiel 1:12)

El cap. 1 de Ezequiel relata la visión de la gloria divina que Dios le dio al profeta. Pero el versículo que en estos momentos ha llamado toda mi atención es este que les comparto, donde el profeta Ezequiel da la descripción de unos seres vivientes y lo que hacían. ¿Por qué ha llamado mi atención? Porque creo firmemente que lo que aquellos seres vivientes estaban haciendo, metafóricamente estamos llamados a hacer nosotros también. Read the rest of this entry

EL ESPÍRITU Y SUS EFECTOS

Juan 14:26 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.

Una de las cosas que más me emociona de tener una relación con Dios es que Dios en todo tiempo me demuestra quien es Él y como es que cada cosa que dice la Biblia es cierta.

La Biblia dice que Él es el Creador del Universo por tanto, todo le pertenece y toda su creación habla de Él aún sin intención.

El día de ayer hablaba con unos amigos de ello, vinieron a casa a ver una película y me preguntaban acerca del tipo de películas que me gustaban, a lo que respondí, me gustan aquellas películas en las que Dios me habla y por medio de las que aprendo más de Él, y en las que puedo ver su gloria manifiesta. Read the rest of this entry

¿Puede el regenerado ser borrado del Libro de la Vida?

Meditación sobre Apocalipsis 3:5

Apocalipsis 3:5

Así el vencedor será vestido de vestiduras blancas y no borraré su nombre del libro de la vida, y reconoceré su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles.

Se acerca el final de año. La culminación de algo nos hace reflexionar acerca de la paciencia. Llegamos a otro año nuevo (casi). ¿Lograremos llegar a otro? Pero aun más importante: ¿Perseveraremos, como dice Jesús, hasta el fin para entonces ser salvos (Marcos 13:13)? La paciencia es una promesa y un regalo precioso. No se consigue sin lucha. Pero nosotros luchamos como vencedores. Quiero alentarlo en este final de año a pelear la buena batalla una vez más, y a estar profundamente seguro de que Dios no borrará su nombre del libro de la vida.

La preciosa verdad bíblica de que los santos perseverarán en fe hasta el fin y serán salvos enfrenta constante oposición, generación tras generación. No obstante, la verdad perdura, apoyándose firmemente en la fidelidad soberana de Dios para consumar la salvación de sus elegidos. Dios planeó esta salvación en la eternidad, la compró por medio de la muerte de Cristo en la cruz y la aplica mediante el Espíritu Santo.

Romanos 8:30 dice, “a los que justificó, a éstos también glorificó.” En otras palabras, en el transcurso del evento de justificación por medio de la fe que sucede al comienzo de nuestra vida cristiana y el evento de glorificación en la resurrección de nuestros cuerpos (Filipenses 3:21), nadie será abandonado, ni expulsado y a nadie se pedirá rescate. “A los que justificó, a éstos también glorificó” – a todos. Dios guardará y santificará a aquellos a quienes ha justificado y se asegurará de que perseveren en la fe hasta el fin y sean salvos. Read the rest of this entry